Arquitectura
  .....................................................................................


Levantado en la misma roca y en torno a la fortificación se desarrolla el paisaje urbano típico de La Iruela. Empinadas y estrecha calles, pequeñas casas blancas cubiertas por tejas árabes, balconadas de palos adornadas con macetas, y parras centenarias que se enredan por las fachadas y patios de sus casas.


Se presenta como un magnífico balcón natural, desde donde las vista se pierde entre un paisaje de olivos y fértiles campos regados por el Guadalquivir, los blancos pueblos de la campiña y los verdes y brillantes bosques de pinos.